El Ciboulette

El Ciboulette

Ciboulette Nombre científico o latino: Allium schoenoprasum

– Nombre común o vulgar: Cebollino, Ciboulette, Puerro-junco, Cebolleta, Cebollino francés, Ajo pardo, Ajo morisco, Ajo de España, Ajo moruno
– Familia: Liliaceae (Liliáceas).
– Origen: originarios de las regiones frescas del norte de Europa.
– El cebollino crece a partir de un bulbo, formando matas.
– El ciboulette Posee unas hojas cilíndricas y huecas semejantes a las de hierba, que alcanzan una altura de 25 cm.
– Hojas de color verde oscuro brillante con forma de espada.
– Las flores, que salen durante uno o dos meses en pleno verano, forman cabezuelas redondas, de color lila oscuro o rosa, muy atractivas.
– Es una planta perenne hermosa y a veces se cultiva como una planta de bordura puesto que produce plantas parecidas al clavel silvestre.
– Los cebollinos o ciboulette ya eran cultivados por los chinos hace 5.000 años, que los utilizaban no sólo para cocinar, sino también en medicina como antídoto para venenos y como remedio para hemorragias.
– Es el miembro de sabor suave de la familia de las cebollas.
– Sus tallos, parecidos a hierba, pueden cortarse desde finales de invierno hasta principios de otoño y se usan para dar sabor a numerosos platos.

USOS CULINARIOS DEL CIBOULETE

– Añada ciboulette finamente cortado a ensalada de papas, huevos rellenos, sopas, ensaladas, tortillas, salsas de queso y cremas.
– Sus hojas tienen un sabor delicado parecido al de la cebolla y se usan mucho en la cocina, especialmente en huevos y quesos, en ensaladas y como adorno.
– El cebollino forma parte de la mezcla de flnes herbes típica de la cocina francesa.
– El ciboullete es especialmente bueno con huevos y patatas.
– Las hojas y los bulbos sirven para aderezar sopas y ensaladas y en quesos suaves, tortillas y salsas, como la remoulade y la ravigote.
– Pierden gran parte de su sabor al secarlos.
– Para emplearlo en invierno cultive una maceta o dos en el hogar o congélelos según el método del cubito de hielo.
– Lo más frecuente es utilizarlo sólo, pero también puede ir acompañado de hierbas aromáticas.
– Cebollinos cortados y mezclados con yogur como aliño para patatas hervidas; hojas de cebollino y flores de zanahoria como decoración de un paté de verduras; bloques de mantequilla de cebollino para untar los bistecs cocinados a la parrilla sobre un fuego de carbón vegetal…
– Resulta excelente para incluirlo en ensaladas verdes y de tomate, en sopas, en bocadillos de crema de queso y en patatas hervidas aliñadas con yogur.
– La mantequilla de cebollino, elaborada a partir de mantequilla ablandada que se bate con trozos de cebollino y zumo de limón, es un buen acompañamiento para una chuleta o un bistec a la parrilla.
– Las hojas tiernas, recogidas antes de la floración, pueden ser comidas en bocadillos con pan y mantequilla.
– Las hojas son un condimento muy popular en Francia y en los países anglosajones, donde se utilizan para dar sabor a las ensaladas mixtas y con mariscos, escabeches, rellenos, queso blanco y requesones, tortillas, sopas frías y de mariscos, salsa tártara, salsas verdes a la mostaza o al estragón, cremas de puerros, etcétera, resultando particularmente adecuadas para los guisos muy ricos en grasas.
– No conviene calentarlo nunca, pues perdería sus vitaminas y sabor.

CULTIVO DEL CIBOULETTE

 

– Dejar una distancia de 25 cm entre las matas.
– Luz: crece bien en lugares sombríos, aunque tolera el sol directo.
– Se necesita un terreno calcáreo, rico en humus y algo húmedo.
– El ciboulette es una planta vivaz resistente al hielo.
– El ambiente ideal es un suelo húmedo.
– Riegue las plantas periódicamente.
– Se puede sembrar en semillas en pequeños grupos a 20 cm de distancia entre sí, o en hileras de igual distancia.
– Aunque los cebollinos pueden obtenerse a partir de semillas sembradas a finales de invierno, es más fácil plantar ejemplares cultivados en maceta en primavera o en otoño.
– Los cebollinos crecen varios años, normalmente 3. Se pueden tener plantaciones de más de 10 años sin que disminuya su crecimiento.
– Lo más frecuente es plantar los bulbos en primavera en pequeños grupos.
– Se cultivan muy bien en macetas, y son una buena opción para un macetero en el alféizar de la cocina.
– Si se desea tener cebollinos en invierno, se desentierran a principios de otoño (octubre) y se dejan secar, plantándolos en tiestos, que se colocan en un lugar soleado, manteniéndolos húmedos.
– Protegidas mediante una campana de cristal pueden cosecharse durante nueve meses del año.
– Corte las hojas herbáceas a 1 cm por encima del nivel del suelo si desea emplearlas en preparaciones culinarias; no recorte nunca los ápices ni tampoco deje que los capullos se abran si desea un suministro regular de hojas.
– Pueden sembrarse semillas a finales de primavera o finales de verano, u obtener nuevas plantas mediante división de matas a mediados de primavera. RECOLECCIÓN
– Se recogen por encima del bulbo, cortando hojas y tallos a un tercio de su altura, antes de que alcancen su pleno desarrollo, desde la primavera hasta el otoño.
– No se utilizan los tallos florales.
– Se puede conservar fresco, en un vaso con agua, varios días, pasados los cuales se marchita y se pone amarillo.
– Si se desea secar se corta en trocitos de 5 mm de largo y se dejan en un lugar bien ventilado.
Al secarse pierden casi todo su aroma, por eso en la cocina se usan sus picantes hojas verdes cilíndricas frescas

Profi Chef – El Ciboulette

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *