La lavanda

la lavanda

La Lavanda o Nombre científico: Lavandula angustifolia

– Nombre común o vulgar: Espliego, Lavanda, Alhucema, Espigolina, Lavándula
– Familia: Lamiaceae.
– Origen: Región mediterránea.
– Arbustillo de hasta 1 m de altura.
– Existen variedades enanas para ribazos que alcanzan tan sólo unos 25 cm.
– Los tallos son gruesos y leñosos y se extienden si no se podan.
– Las hojas son largas (de unos 7,5 cm), puntiagudas y muy finas.
– Las hojas tienen un color gris tomentoso al principio, que se va volviendo verde.
– Las flores se agrupan en espigas terminales azuladas.
– Florece en verano.

USOS CULINARIOS DE LA LAVANDA

– Se puede utilizar con ajos, tomillo, pimienta, laurel y, en el caso de platos de pescado, con escalonia y perejil.
– Las hojas e inflorescencias se utilizan para dar sabor a potajes, ensaladas, mermeladas y postres de frutas o gelatinas, y en la preparación de vinagre y aceite de espliego.
– La esencia se utiliza para aromatizar licores finos de especias y hierbas, ginebra, Chartreuse, etc.
– Con las hojas se prepara una especie de té y el aceite esencial de esta especie se añade como saborizante a los tes negros.
– En el norte de África las mezclan con el té como sustituto de la menta.
– Las flores frescas del esphego pueden usarse para perfumar el almíbar para gelatinas y macedonias, y la leche y nata líquida para postres.
– También pueden confitarse para decorar bizcochos y pudines.
– Un ramo deflores esparcidas en el almibar para presentar bizcochos y pasteles.

OTRAS APLICACIONES DE LA LAVANDA

– El espliego es un componente de colonias, perfumes y otros productos de aseo.
– Tisanas de espliego se usan contra la excitación y el insomnio; se solía quemar en los dormitorios para asegurar un sueño profundo y apacible. Empleado en afecciones gástricas.- En baños se emplea para calmar dolores de las articulaciones.
– El aceite esencial se utiliza para aromatizar cremas y jabones y para cepillar el pelo, ya que estimula su crecimiento.
– Se suele emplear mezclado con aceite de romero y de albahaca.
– En bolsitas, las inflorescencias se utilizan como máscaras para la cara, y a granel se añaden a los baños de hierbas y vahos faciales, ya que limpian la piel y son astringentes.
– El agua de lavanda normaliza las glándulas sebáceas y reduce la grasa del cabello.
– Los romanos colocaban las ramas floridas en los armarios para impregnar las ropas con su olor.
– El aceite de lavanda se obtiene por destilación en corriente de vapor o extracción con disolventes orgánicos de las inflorescencias en plena floración, inmediatamente después de recogerlas, con un rendimiento de un 0,5 por 100, cantidad que varía según la estación y el procedimiento de extracción.
– Una cesta de flores de espliego de perfume embriagador para decorar un dormitorio o un cuarto de baño.
– Las flores frescas o secas se emplean para aclarar la ropa y el cabello.
– Se dice que las ramitas de lavanda ahuyentan los insectos.
– A causa de su aroma dulce y fuerte, las flores y semillas secas son ingredientes habituales en popurríes, almohadas de hierbas y bolsitas de olor.
– Los tallos de lavanda seca se emplean para tejer cestas y cuencos decorativos.

CULTIVO DE LA LAVANDA

– Luz: emplazamiento soleado y cálido.
– Las plantas prefieren un suelo seco y bien drenado, preferiblemente pedregoso.
– Terreno calcáreo.
– Se puede enriquecer el suelo con abono mineral y estiércol, a la vez que se remueve el suelo.
– También conviene abonar después del corte para que los tallos nuevos tarden más en hacerse leñosos.
– Conviene realizar una poda suave en primavera.
– Las plantas pueden vivir 6 años.
– La propagación de este arbusto perenne se consigue mediante el desqueje en primavera o a finales de verano.

RECOLECCIÓN DE LA LAVANDA

– Para utilizar en la cocina se cortan las hojas frescas; con este fin se pueden utilizar las hojas secas.
– Si se desea obtener esencia de espliego se cosechan las ramitas con flores en el momento que comienzan a florecer, que es cuando emite un olor más fuerte.
– Cosechar las espigas justo cuando las flores comienzan a abrirse, y colgarlas hacia abajo para secarlas

La Lavanda 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *